11.12.07

Chofer lee mientra maneja

Acá les dejo un video que encontré en Youtube en el cual se ve a un chofer manejar a gran velocidad mientras lee apoyando en el bolante. un verdadero demente e irresponsable tanto por su vida como por la de los pasajeros.

5 comentarios:

Argentina puede cambiar dijo...

Noooooooo, ¿eso es en Argentina??? Quiero creer que el que lo filmó le inició una denuncia a ese hijo de puta!!!
Es de no creer... Igual de peligroso que mandar mensajitos con el celular al volante.

Saludos!
Leonel
argentinapuedecambiar.blogspot.com

German R. dijo...

Qué peliiiiiiiiiigro, qué peliiiiiiigro!!!

ngrcarlos dijo...

este es el pais de la joda y si no nos avivamos pronto y nos mantenemos comunicado, nos van a seguir cagando como siempre lo hicieron! hoy tenemos que estar comunicados mas que nunca y difundir todas las cagadas que se mandan las empresas y el gobierno! sigamos con esto! y no perdamos contacto! propongo que cada uno pongamos links a todos los blog que encontremos! y asi lograremos hacer una "cadena de blogs" y nos mantendremos al tanto de todo!!! les dejo la dir del mio: http://vecinosezeiza.blogspot.com/

Fede dijo...

No puedo creer lo que acabo de ver. Yo no me imagino filmando a un tipo que me está llevando a un lugar leyendo las noticias del diario (?)

La verdad, un bochorno

Dee Purple dijo...

Hoy descubri que en realidad a los pasajeros les gusta viajar apretados, transpirados y sintiendo los bultos meneándose al ritmo de los baches.

Me tomé el 65, me subí en av. La Plata y Rivadavia y me bajé en Juan B. Justo y Camargo. La gente, como siempre, apiñada. Me coloqué cerca de la puerta delantera. El chofer me prepoteó para que me fuera "un pasito al fondo". Me quedé ahí, y empezaron los indignos pasajeros a reclamar que me moviera de ahí.

La verdad, ojalá se prenda fuego un día uno de esos colectivos y se mueran todos los pelotudos que le dan la razón a estos sindicalistas de merda, así se mueren dos pájaros de un tiro. Argentinos losers.

P. D.: soy argentino pero me da asco serlo con gente así como ustedes, que no saben quejarse y les gusta que los caguen.